AIS - CONO SUR

AIS - CONO SUR
Argentina - Chile - Perú

RIES desde España: ries.secr@gmail.com


RIES desde América Latina: ries.america@gmail.com

AIS - Barcelona

AIS - Barcelona
www.ais-info.org

RED DE PREVENCIÓN SECTARIA

En cualquier Comunidad Autónoma de España,
te pondremos en contacto con profesionales
para que te ayuden a superar esta situación

Vídeos e Información sobre Grupos Sectarios

Sectas en Chile - Julio 2012

RIES en Radio Televisión Española (04.11.12)

Dn. Luis Santa María del Rio

Sectas: Captados por el líder


España: Reportaje emitido en el programa "Infiltrados" de Cuatro el 5/10/15. Con la participación de Psi. José Miguel Cuevas, el P. Luis Santamaría y Psi. Miguel Perlado

Comenzó en Uruguay juicio penal contra la líder ¿espiritual? Isha (24.09.12)


Está acusada de manipulación, inducción al suicidio, estafa y ejercicio ilegal de la medicina, entre otros delitos. La ex cantante de rock declaró por cinco horas

La líder espiritual australiana Isha comenzó a ser investigada por la justicia penal uruguaya acusada de estafa, ejercicio ilegal de la medicina, manipulación psicológica, inducción al suicidio y reducción a la servidumbre , entre otros delitos.

Isha tuvo que declarar por más de cinco horas el jueves último a raíz de la denuncia del abogado argentino Héctor Navarro, un ex integrante de la organización y actual miembro de la Red de Apoyo a las Víctimas de Sectas.

Navarro acusa a Isha de encabezar una peligrosa secta global que en Uruguay tiene asiento en el ex Hotel Lido, del balneario Costa Azul de Canelones. Por esa razón, el denunciante radicó el expediente el 9 de mayo en el juzgado de Atlántida a cargo de Rossana Pose. La fiscal del caso es Cristina Falcomer.

(Subrayado - Uruguay)

Relacionado

Isha, una secta destructiva - Red de Apoyo a Víctimas de Sectas (RAVICS audio)

¡¡¡Increíble!!!

30.05.17

España-Perú: joven captada en secta gnóstica familia denuncia - Mayo-2017

lunes, 13 de junio de 2016

España: Consideran culpable a la adepta gnóstica que asfixió a su bebé



FUENTE: Boletin RIES 433 - 13.06.16 

Samael Aun Weor y Mario Moreno "Cantinflas"

La madre acusada de asfixiar a su bebé de seis meses en un hotel de Santiago de Compostela en verano de 2015 ha sido considerada culpable por unanimidad del crimen. Así lo ha decidido el pasado 9 de junio el tribunal popular, que también ha considerado probado que Marisol S. M. actuó bajo un brote psicótico que anuló su voluntad y, por ende, su responsabilidad en la muerte de la pequeña. La votación sobre este extremo arrojó un resultado de 6 votos a favor y 3 en contra. Lo cuenta P. Abet en el diario ABC.

La decisión de si la procesada debe ser internada en un centro psiquiátrico queda ahora en manos del juez, que fijará la sentencia. La fiscal pide 25 años de internamiento para la filicida atendiendo a la gravedad del crimen. La defensa, por su parte, solicita la libertad vigilada de su clienta, sobre la que ha apuntado que «no volverá a dejar de tomar una pastilla en su vida». La madre, de 34 años y origen chileno, asesinó a su bebé de seis meses para «salvar el universo». Tanto ella como su pareja estaban en Santiago asistiendo a un congreso organizado por una secta gnóstica, tal como detallamos en el número 432 de

Según leemos en el diario El País, Marisol, su esposo y la niña que nació nueve meses después de aquel brote agudo viajaron el 24 de agosto de 2015 a Compostela para asistir a un congreso internacional del Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes, una convención que periódicamente se celebra en diferentes lugares del mundo. A estas citas acuden numerosos seguidores de las doctrinas de dos gurús colombianos ya fallecidos, Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez) y su esposa Litelantes (de nombre de pila, Arnolda Garro Mora de Gómez), gran sacerdotisa y "estrella del dragón".

En el juzgado, declararon tres de estos seguidores, todos extranjeros, al igual que la acusada (de doble nacionalidad chilena y alemana) y su marido (de origen venezolano), pero ni ellos ni la fiscal del caso ni, por supuesto, la abogada defensora, plantearon cuestión alguna acerca de aquella reunión que era el marco en el que se precipitaron los acontecimientos y la razón de que Marisol, Raúl y Victoria estuviesen en Galicia. Solo uno de los testigos dijo de pasada que estaban por un "congreso de gnosis" y el tema no

El propio juzgado instructor, durante la investigación, aparcó la posible influencia de estas creencias en la muerte del bebé, a pesar de que hoy las psiquiatras de Santiago que la atendieron y diagnosticaron tras el crimen han descrito al menos en un par de ocasiones la "idealización delirante con contenido místico religioso" que padece en las fases agudas de su esquizofrenia paranoide.

"La enfermedad decidió por Marisol" en el momento de asfixiar a su hija, ha defendido una de las forenses del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) en el juicio. En esos momentos de crisis, la acusada se vuelve "interpretativa", y además de creer que lee telepáticamente el pensamiento de las personas que la rodean, oye voces e imagina un significado oculto para gestos inocuos del prójimo. Esto le ocurrió un año y pico antes en Alemania, cuando entendió que tenía una misión redentora y debía dejar la casa familiar para viajar a Suiza. Había visto en sus ensoñaciones una cruz, y relacionó ese símbolo con la bandera

En Santiago, al entrar en la misma espiral delirante, durante la tormentosa discusión que mantuvo con su marido antes del amanecer del domingo, "vio como una amenaza que él se rascase la cabeza", tuvo un miedo que no estaba justificado por la realidad, gritó pidiendo socorro hasta despertar a otros huéspedes del hotel y acabó echándolo de forma violenta y en pijama de la habitación. Pero las consecuencias irreparables vinieron luego, pasadas las siete de la tarde del día que siguió a aquella agitada madrugada,

Raúl asistía a misa en la catedral y Marisol tomaba algo en la cafetería del hotel con el matrimonio del cuarto aledaño. Esta pareja también criaba un hijo. Un bebé de un año que en un momento dado tocó con su índice un ojo de Victoria. La acusada, en el momento más agudo de su fase "interpretativa", entendió que esa era la señal. Que el niño era la encarnación del bien y su hija, la del mal, y que se estaba librando

Entonces, oyó una "voz telepática" que la apremiaba a acabar con la vida de la chiquilla "antes de cumplir un año" para "salvar el mundo". Tras esto, como premio, según declaró al romper su silencio el primer día de juicio, sería recogida "por una nave espacial" para viajar a "Sirius, el planeta donde viven los cristos" que murieron por la humanidad. La ensoñación "místico religiosa" no deja de estar presente.

Eran las siete y veinte cuando, tal y como registraron las cámaras de seguridad del pasillo, Marisol Fabiola entró tirando del carrito de su bebé en la habitación 709. La cría lloraba y sus acompañantes en el bar pensaban que se iba apresurada a darle de comer. Efectivamente, le dio de mamar para que se durmiese, le puso el chupete y después la asfixió presionando con sus dedos el cuello blando y diminuto. Los forenses apenas apreciaron marcas, aunque hay una compatible con la presión ejercida por el pulgar.

Después creó en torno al cadáver un extraño mausoleo. La tapó con una manta y una sábana blanca del hotel y fijó las telas con dos pequeñas piedras igualmente blancas e irregulares, veteadas en negro, que esta mañana han sido exhibidas como pruebas. La testigo que se encontró el cuerpo describió que una estaba colocada por encima de la zona de la cabeza y otra, bajo los pies de la víctima.

"Es posible asfixiar a un bebé sin dejar ninguna lesión", ha explicado al jurado popular uno de los dos médicos del Imelga que se hicieron cargo del trabajo. Marisol ha llorado con la primera foto expuesta, la de la cría desnuda, tirada sobre una alfombra del hotel después de que los servicios sanitarios intentasen reanimarla sin lograrlo y certificasen su muerte. Pero se ha mantenido firme, sin desviar la mirada de la pantalla, cuando se sucedieron las crudas imágenes siguientes, correspondientes a la autopsia de una pequeña que acababa de cumplir el medio año. Era una niña muy morena de tez, en esto y en otros rasgos

En aquella bronca disputa nocturna que se prolongó horas y en la que el marido planteó la necesidad de hacer la prueba de paternidad, Marisol, según declaró ayer, también le echó en cara la presencia en el congreso gnóstico de una mujer que había sido pareja de él: "Me sentí celosa", reconoció. Todos los ingredientes se mezclaban en aquella enferma psicótica que fue encadenando pensamientos y acciones "desorganizadas" desde última hora del sábado 30, cuando tal y como recoge la cámara del pasillo, sale con las maletas y el bebé y, según se comprobó, llegó al aeropuerto de Lavacolla con la idea fija de tomar un vuelo y regresar a Alemania. De allí tuvo que volver en taxi poco más de una hora después, ya acompañada de su marido, que fue a recogerla, porque no tenía dinero para pagar el avión.

De nuevo, pasado un rato en aquella misma noche, otra vez aparece en la pantalla del hotel. Sale con una mochila, sin vestir de los pies a la cintura. Luego regresa, ya tapada con algo que llevaba en la bolsa. Cuenta que ha ido a la farmacia. Y ya en torno a las siete, de nuevo discuten, lanza un zapato a su cónyuge, y este marcha en ropa de cama. En el vídeo se ve a alguna gente que sale de las habitaciones

Estas idas y venidas que quedan reflejadas en la grabación que supervisó la policía son el preludio in crescendo de ese estallido en el que Marisol mata "sabiendo que mata pero sin poder dejar de hacerlo". Las psicólogas que han declarado no tienen duda de que la acusada "no finge" ni fingió en ningún momento la enfermedad. Y que no miente tampoco en ninguno de los episodios narrados. Sea o no sea realidad algún capítulo, tanto el de la voz que le anuncia el advenimiento de una nave desde Sirius como la escena de la supuesta violación que sí pudo ser en Stuttgart, ella lo percibió así y así lo cree.

No obstante, hoy el jurado popular ha planteado sus dudas acerca de la veracidad de esta historia del vagabundo, desconocida hasta el juicio. Y ha preguntado también si la prueba de ADN que pidió el marido de Marisol pudiera haber sido el detonante del crimen. Mañana, el juez presidente del tribunal, Alejandro Morán, entregará el objeto del veredicto para que los jurados empiecen a deliberar, y solo deberán

La primera, ya confesada ayer por la acusada, si Marisol Fabiola S.M. mató a su hija asfixiándola. La segunda, aproximadamente, si lo hizo impulsada por una enfermedad mental, la esquizofrenia paranoide, que anuló por completo su capacidad de entender y querer. Basándose en estas dos premisas, la fiscal Arancha San José pide 25 años de internamiento en un psiquiátrico penitenciario. La abogada defensora, Begoña Trillo, reclama unas medidas de control con consultas y medicación que no conlleven el confinamiento. "Medicada", ha afirmado, "es una persona que puede realizar su vida".

Marisol, una mujer de 35 años, quiso aprovechar su última palabra y habló ahogada en todo ese llanto que más o menos contuvo con entereza durante el juicio. "Yo tengo una enfermedad que me quitó lo que más amaba, que era mi hija", dijo mirando al tribunal, "me quitó a mi niña hermosa, me quitó a mi marido y ahora me va a quitar 25 años de mi vida". "Amaba y amo a mi hija. Quiero saber dónde está enterrada. Si la voy a poder ir a ver y llevarle una flor... La extraño mucho, no pasa un día que no piense en ella. Sueño que la cuido, que le doy de comer, que la paseo... No sé qué voy a hacer de mi vida sin mi hija".

La Fiscalía, en sus conclusiones definitivas, solicita por este presunto asesinato con la agravante de parentesco, pero con la eximente completa de trastorno mental, que esta persona sea ingresada por un plazo de 25 años en un centro psiquiátrico penitenciario. Mientras, tal como informa la agencia Efe, la defensa se adhiere a las consideraciones del Ministerio Fiscal, pero pide en cambio la imposición de "libertad vigilada" que incluya las medidas de control que considere oportunas el tribunal que evalúa el

En su turno de palabra, la investigada ha asegurado que "amaba mucho" a su hija, y que aún lo sigue haciendo, un pensamiento constante -ha dicho- ya que todavía sueña con ella y piensa que la cuida. También ha insistido en su deseo de saber dónde está enterrada su pequeña para "ponerle flores" puesto que no pudo acudir al entierro de su bebé ya que fue detenida el mismo día de los hechos. Su alegato final

De igual manera, la doctora que atendió a la mujer durante su ingreso durante 40 días en el hospital Gil Casares de Santiago tras la muerte del bebé, ha subrayado que está convencida de que la mujer sufre una esquizofrenia paranoide, ya que los síntomas son "muy coherentes y persistentes en su persona", y que,

No obstante, para esta patología, la experta insiste en que debería estar tratada ya que su estado no le permitiría hacer una vida normal, en la que el tratamiento farmacológico podría no ser suficiente, ya que la

En el diario La Voz de Galicia su redactor Xurxo Melchor ha escrito un interesante artículo breve de opinión titulado “Una mujer, su bebé y una secta”, en el que alude al tema sectario, que se ha dejado de lado en el

El juicio por el asesinato de un bebé de seis meses en un hotel de Santiago ha dejado tantas certezas como misteriosas incógnitas que ya tristemente jamás tendrán respuesta. Sabemos que fue la madre la que asfixió a su hija. Sabemos que padece esquizofrenia paranoide y que según los psiquiatras ese día sufrió un brote agudo que mermó por completo sus facultades mentales.

Lo que no sabemos, porque no se ha investigado y por tanto no ha habido ni una sola mención en la vista oral, es si en el crimen y en la salud psíquica de Marisol Fabiola Serrano Martínez influyeron las delirantes ideas sobre el sexo y la concepción que tiene la secta a cuyo congreso en Compostela acudió la acusada: el Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes. Me pregunto por qué nadie en el juzgado dio importancia a la evidente conexión que existe entre las voces que la acusada aseguró oír diciéndole que para «salvar el universo» tenía que acabar con la vida de su hija porque «era la encarnación del mal» y que este grupo sostenga que solo se pueden mantener relaciones sexuales sin que el varón eyacule.

Curiosamente, porque al hacerlo se practica «magia negra», el «hombre se convierte en demonio» y lo que se fecunda también. Todo esto aseguran los líderes de esta secta. ¿Fue inducida esta mujer al crimen por estas ideas o por alguien de ese extraño grupo? La respuesta a esta pregunta que me ronda en la cabeza no es necesaria para poder culpar a la madre y para decretar que estaba enajenada. Eso es verdad. Pero solo contestando a esta incógnita se habría sabido la auténtica verdad.


No hay comentarios:

Argentina: presentación experta Mara Martinoli en Feria del Libro de La Plata, Argentina 2015

Es un agrado para nosotros anunciar el nuevo trabajo de la miembro de AIS - Cono Sur, la experta argentina de APG La Plata, Mara Martinoli, colaboradora habitual de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas. Fue presentado en la “Feria del Libro” que se desarrollará del 29 de mayo al 7 de junio, organizada por la Municipalidad de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina.


GRUPO DEPENDENCIA