AIS - CONO SUR

AIS - CONO SUR
Argentina - Chile - Perú

RIES desde España: ries.secr@gmail.com


RIES desde América Latina: ries.america@gmail.com

AIS - Barcelona

AIS - Barcelona
www.ais-info.org

RED DE PREVENCIÓN SECTARIA

En cualquier Comunidad Autónoma de España,
te pondremos en contacto con profesionales
para que te ayuden a superar esta situación

Vídeos e Información sobre Grupos Sectarios

Sectas en Chile - Julio 2012

RIES en Radio Televisión Española (04.11.12)

Dn. Luis Santa María del Rio

Sectas: Captados por el líder


España: Reportaje emitido en el programa "Infiltrados" de Cuatro el 5/10/15. Con la participación de Psi. José Miguel Cuevas, el P. Luis Santamaría y Psi. Miguel Perlado

Comenzó en Uruguay juicio penal contra la líder ¿espiritual? Isha (24.09.12)


Está acusada de manipulación, inducción al suicidio, estafa y ejercicio ilegal de la medicina, entre otros delitos. La ex cantante de rock declaró por cinco horas

La líder espiritual australiana Isha comenzó a ser investigada por la justicia penal uruguaya acusada de estafa, ejercicio ilegal de la medicina, manipulación psicológica, inducción al suicidio y reducción a la servidumbre , entre otros delitos.

Isha tuvo que declarar por más de cinco horas el jueves último a raíz de la denuncia del abogado argentino Héctor Navarro, un ex integrante de la organización y actual miembro de la Red de Apoyo a las Víctimas de Sectas.

Navarro acusa a Isha de encabezar una peligrosa secta global que en Uruguay tiene asiento en el ex Hotel Lido, del balneario Costa Azul de Canelones. Por esa razón, el denunciante radicó el expediente el 9 de mayo en el juzgado de Atlántida a cargo de Rossana Pose. La fiscal del caso es Cristina Falcomer.

(Subrayado - Uruguay)

Relacionado

Isha, una secta destructiva - Red de Apoyo a Víctimas de Sectas (RAVICS audio)

¡¡¡Increíble!!!

30.05.17

España-Perú: joven captada en secta gnóstica familia denuncia - Mayo-2017

sábado, 28 de marzo de 2015

El peligro de las sectas destructivas


“Una mentira repetida cientos de veces acaba convirtiéndose en una verdad para el sujeto expuesto a ella”.



En 1978 el Parlamento Europeo daba la voz de alarma sobre el problema de las sectas destructivas en Europa, e instaba a los gobiernos europeos a tomar medidas urgentes y concretas para prevenir la entrada masiva que se estaba produciendo en Europa de grupos sectarios provenientes la mayoría de Sudamérica y EE.UU.

En España el tema en la actualidad es muy preocupante y muy grave. Son muchas las sectas destructivas que campean impunemente y a sus anchas por el territorio español, y muchos los miles de ciudadanos y de familias enteras víctimas y afectados por este grave problema, aunque desconocido para la gran mayoría de los ciudadanos. Y todo ello, a pesar de que el Art. 515 del Código Penal, desde la última reforma, tipifica como delito penal el empleo de técnicas de manipulación de la personalidad (o lavado de cerebro), aún siendo empleadas con fines positivos (lo cual raramente se produce).

Para concretar el tema, sorprendentemente desconocido para la opinión pública, conviene definir lo que es una secta destructiva ( grupo totalitario, microfascismo, grupo de manipulación de la personalidad): secta destructiva es toda aquella organización en la que se utilizan técnicas de control mental (o de manipulación de la personalidad, o lavado de cerebro) para conseguir los fines perseguidos, que siempre son dinero y/o poder; y son técnicas que acaban dañando a nivel social, familiar, laboral y mental, a veces de manera irreversible, al adepto. La siguiente pregunta sería ¿y cuáles son esas técnicas a las que se llama “lavado de cerebro”?; como el tema es bastante extenso y complejo, trataré de resumirlo diciendo que son todas aquellas técnicas psico-sociales encaminadas a manipular las creencias, y, por consiguiente, el comportamiento de los individuos, reprogramándoles mentalmente para que actúen según las conveniencias del sujeto o grupo manipulador.

Para el ciudadano de a pie, las técnicas de lavado de cerebro son algo esotérico, subjetivo, “cosas raras” que ocurren muy poco y a muy pocos. Nada más lejos de la realidad. El lavado de cerebro es un proceso muy técnico y preciso, de manual; y es un proceso que ocurre mucho más de lo que la mayoría puede imaginar. Nuestro país está plagado de organizaciones que utilizan estas técnicas para conseguir sus fines: sectas comerciales o piramidales, grupos terapéuticos, supuestas ONGS, partidos políticos, asociaciones religiosas, e incluso grandes empresas que empiezan a utilizar estas técnicas al constatar que manipulando mental y emocionalmente al trabajador se reducen los costes y se multiplican los beneficios. La mente humana es mucho más frágil y manipulable de lo que solemos creer. Empleando unas sencillas técnicas de manera simultánea y contínua en el tiempo durante al menos cuatro semanas (adoctrinamiento, repetición hasta la saciedad de frases o slógans, hipermotivación, exaltación emocional, anulación del entorno, fanatización, anulación de la racionalidad, presión grupal, “bombardeo de amor”, etc), un porcentaje considerable de personas acaba haciendo y pensando lo que los “programadores” quieren que hagan y que piensen; según el tiempo empleado y la intensidad de las técnicas, el porcentaje variará. Con una intensidad “media”, el porcentaje de individuos, expuestos a uno de estos grupos de manipulación que se convertirán en adeptos del mismo oscila entre el 10-20%. El “truco” o quid de la cuestión está en emplear estas tácticas (aparentemente muy simples y de una en una inofensivas) de manera simultánea, con intensidad y con continuidad en el tiempo.

Desde los medios de comunicación e incluso desde las propias instituciones, se dan datos bastante incorrectos y alejados de la realidad que contribuyen a la desinformación general sobre este tema. Casi todos tenemos una idea muy parcial y limitada sobre las sectas. Se nos viene a la mente gente extraña, vestidos con largas túnicas y las cabezas rapadas o largas barbas….¡Craso error!…la mayor parte de los grupos sectarios se componen de personas “normales” aparentemente, con vestimentas corrientes y que son irreconocibles por la calle; de hecho, probablemente algunas de las sectas destructivas más peligrosas son organizaciones cuyos miembros van con traje y corbata, maletín en mano, y en apariencia se podrían definir como profesionales actuales, de cualquier empresa o asociación de cualquier tipo. A priori, su actividad principal es el proselitismo, es decir, la captación de adeptos para engrosar el grupo. Los modos de hacerlo son muy variados; en general, reuniones en hotel, templos, conferencias, seminarios y cursos de fín de semana, etc.etc. En general, y muy “grosso modo”, cuando alguien nos prometa de manera enfática y repetitiva la felicidad, el éxito financiero, la vida eterna, pertenecer a cualquier grupo de “elegidos”, o cualquier otra cosa relacionada con “trascender” y triunfar, y, a la vez, nos invite a participar en cualquier acto, conferencia o reunión de su organización, existen muchas probabilidades de que estemos ante un adepto a una secta destructiva realizando su actividad principal: captar nuevos integrantes para beneficio de su organización. Muchos hoteles, salas de conferencias, templos, etc. en las grandes ciudades de nuestro país acogen diariamente reuniones de algunos de estos grupos que, haciéndose pasar por empresas de venta directa, por organizaciones piramidales, grupos psicoterapéuticos, asociaciones religiosas, etc., se dedican a hacer dinero fácil a costa de sus integrantes, a los que engañan, manipulan, y, obviamente, estafan de manera descarada.

No hay que olvidar que el término secta se refiere a un grupo coyuntural que agrupa a individuos con algún interés común. Y “secta destructiva” sería el término más apropiado para referirse a estos grupos peligrosos; los especialistas en la materia prefieren otros términos, como “grupos de manipulación” o “grupos totalitarios”. Sea cual sea el término que se emplee, hay que tener claro que la simple asociación de individuos con intereses comunes es algo válido y hasta defendible. Y repito el dato relevante en este asunto: el peligro está en el empleo de técnicas de control de la personalidad, o de lavado de cerebro. Es por éso que se utiliza el adjetivo “destructiva”, porque se alude a la destrucción de la personalidad que los grupos de manipulación llevan a cabo con las víctimas que caen en sus garras.

Una característica muy importante en el tema del lavado de cerebro es que la víctima (o adepto) va siendo reprogramado sutil y paulatinamente. No va a ser consciente de lo que le está ocurriendo; simplemente, poco a poco va a ir cambiando sus creencias, sus esquemas mentales y hasta sus hábitos de vida. La psicología está en la base de todo este proceso; los psicólogos saben muy bien que el inconsciente es la “máquina” principal de nuestro comportamiento, y saben que las ideas que se acaban instalando en el subconsciente son las que constituyen nuestras creencias y nuestro ideario. Por tanto, el lavado de cerebro, dicho de otro modo, sería el proceso por el que, a través de la repetición de ideas, doctrinas y hábitos de pensamiento, éstos se instalan en el subconsciente determinando nuestro programa mental, y, por lo tanto nuestro comportamiento. Si a esta reprogramación (que sería el adoctrinamiento ideológico) le sumamos otros métodos como presión psicológica, agotamiento físico y psíquico, anulación de otras fuentes de información ajenas al grupo, control del entorno, alejamiento de la familia, sometimiento a una estructura rígida, jerárquica y piramidal, negación de cualquier otro ideario, chantaje emocional, técnicas de premio-castigo, etc.etc., acaban consiguiendo que personas independientes e inteligentes acaben siendo en muy poco tiempo como “borregos” que siguen “al rebaño” sin ningún tipo de objeción. De todos estos conocimientos se valen los gurús, los líderes de sectas destructivas y las cúpulas de las organizaciones sectarias para manipular a los grupos que pretenden dominar. Y lo más triste de todo es que lo consiguen. Las técnicas de lavado de cerebro son muy efectivas. En cuestiones de Estado, empezaron a utilizarse en la 2ª guerra mundial para conseguir mayor efectividad en los soldados que luchaban en las contiendas, y suelen utilizarse en grados más o menos aceptables, en cualquier situación en que haya que controlar a un grupo humano del que se pretenda conseguir algún rédito o beneficio….

Es un dato conocido y contrastado que el libro de cabecera de Hitler era “La manipulación de las masas” de Gustav Le Bon. No es difícil llegar a la conclusión de que este liberticida empleó diversas técnicas sectarias para manipular a todo un país…y, de hecho, consiguió que millones de personas defendieran su causa, una causa monstruosa que costó la vida a muchos miles de seres humanos, y todo ello, habiendo convencido a casi todo un país de que lo que se hacía era “por el bien” de la nación. De este dato se deriva una de las cosas que más llama inicialmente la atención a los que nos interesamos por el mundo de las sectas, y también es lo que nos hace finalmente distinguirlas con claridad. Cualquier idea defendida desde la racionalidad, permite observar la idea y su correlato con la realidad; ese correlato está marcado por una lógica natural de causa-efecto. pues bien, los adeptos a cualquier ideario sectario, expresan ideas de manera fanática que defienden a ultranza aunque se les esté demostrando lo contrario con hechos, realidades y evidencias; es decir, su ideario es irracional, ilógico y desligado de cualquiervinculación causa-efecto; y es así porque han sido manipulados desde la afectividad y la emocionalidad, y no desde la reacionalidad. Es por ello que personas muy inteligentes a nivel intelectual, tras haber sufrido un adoctrinamiento sectario, pueden mostrar un ideario irracional, absurdo e infantil. Por ejemplo, adeptos a sectas destructivas de tipo comercial, pueden estar años dedicándose a engrosar las arcas de la secta convencidos de que están en el camino del triunfo y del éxito financiero, y la realidad es que acaban casi todos en la ruina económica, sin trabajo y habiendo perdido todo tipo de apoyo familiar, social, laboral, etc. Es tremenda la experiencia de hablar con una persona programada mentalmente, en la ruina económica y personal, explotado por ese grupo para el que vive, y observar su convencimiento absoluto de la supuesta excelencia de la organización que defiende a ultranza; de hecho vive por y para la organización, y aunque su mente racional vislumbre la realidad de su catástrofe personal, el adoctrinamiento sectario no le permite que la razón se superponga a su sectarismo. Dicho de otro modo, acaban convirtiéndose en “esclavos” aparentemente voluntarios cuya mente sólo les permite ver lo que sus adoctrinadores quieren que vean. Les roban todo, les esclavizan psicológicamenete, les destruyen literalmente a todos los niveles y ellos creen que están sirviendo a la mejor de las causas….

Estos aparentes despropósitos encierran una patología seria de por medio. Los individuos sometidos a un adoctrinamiento sectario intenso durante un tiempo determinado, acaban sufriendo una patología mental que, en términos psiquiátricos, se denomina síndrome disociativo atípico, cuyo síntoma más evidente es la interposición de dos personalidades en la mente del adepto, la previa al sectarismo y la personalidad que la secta le ha creado, que es dependiente, sumisa, inmadura, manipulable e irracional. La exposición, por otro lado, a estas técnicas degenera en un corto plazo de tiempo en un problema de adicción, que suele llamarse sectaadicción (catalogada por los especialistas como una de las socioadicciones más comunes). El adepto, durante su contacto con la secta se habitúa a depender de sus superiores, a no enfrentarse a sus carencias y contradicciones, a no tomar decisiones, a relegar cualquier responsabilidad en la secta, a que los demás le organicen su vida, decidan sus creencias y, además, que le hipermotiven continuamente. Esto explica que la mayor parte de los individuos manipulados tengan verdadero pavor a enfrentarse al mundo solos, que se vuelvan adictos a la secta, a la inicial o a cualquier otra; y explica que este problema sea, además de un grave problema social, un claro problema de salud pública.

Se trata, en definitiva, de una esclavitud psicológica inducida para beneficio de grupos u organizaciones que no tienen escrúpulos a la hora de destrozar a personas, familias y, a veces, sociedades enteras para lograr sus fines. El argentino experto en sectas Alfredo Silletta denomina a estas personas “los nuevos esclavos”.

Considero la manipulación de la personalidad (lavado de cerebro, manipulación mental, reprogramación mental, etc., llámese como se prefiera) lo peor que se le puede hacer a un ser humano. La muerte física no es lo más deleznable (que, por supuesto, lo es) que un ser humano puede infringirle a otro. Hay algo peor que acabar con el cuerpo de alguien: acabar con su alma, con su voluntad, con su objetividad, con su libertad más profunda para utilizarle vilmente y explotarle. Y esto es precisamente lo que muchos grupos, organizaciones e individuos en la actualidad están haciendo con otros. El lavado de cerebro es algo que se está haciendo en la actualidad de manera indiscriminada. Es algo que está en la calle, en la escuela, en la política, en la religión, en la empresa…no nos es ajeno, aunque nadie nos haya contado de qué va. Es un tema tabú y vetado al conocimiento general, porque muchas organizaciones poderosas tienen en ello mucho interés y muchos intereses. Es un peligro serio para los jóvenes, para la sociedad entera y un grave peligro para las libertades. De nada sirve una sociedad libre en la forma si no es libre en lo que más importa, en el fondo. Y la mejor manera de prevenir e intentar erradicar este problema es la información, el conocimiento de que la manipulación de la mente es algo que existe, que se utiliza para explotar a individuos, a sociedades y naciones enteras….No se trata de asustar, sino de concienciar para prevenir y , sobre todo, de informar. El desconocimiento es el mejor caldo de cultivo para la manipulación, y el conocimiento en los tiempos que vivimos ya no es sólo un derecho, es una obligación.

La verdadera libertad no es algo que sólo tenga que ver con los aspectos cotidianos de la vida. La verdadera libertad está en el librepensamiento, en la capacidad de crítica y de análisis, en la capacidad de poner en tela de juicio y pasar por el tamiz de la propia razón y los propios criterios cualquier afirmación, idea o doctrina que se nos quiera imponer. Esa libertad profunda es la base y la esencia de lo mejor de la condición humana. Sin esa libertad nos exponemos a ser adoctrinados, a ser manipulados, y a vivir la vida que otros quieren que vivamos, a renunciar a lo que de verdad somos en post de intereses ajenos. Hace casi 2.500 años el Oráculo de Delfos tenía como base de la sabiduría griega el lema : “Conócete a ti mismo”, y el poeta Píndaro decía: “Llega a ser quien de verdad eres”… Y, como siempre, mi admirado Antonio Machado, quien escribió estos sencillos pero profundos versos:

“Tu verdad, no. ¡¡La verdad!!
…Y ven conmigo a buscarla…,
la tuya, guárdatela.”

No hay comentarios:

Argentina: presentación experta Mara Martinoli en Feria del Libro de La Plata, Argentina 2015

Es un agrado para nosotros anunciar el nuevo trabajo de la miembro de AIS - Cono Sur, la experta argentina de APG La Plata, Mara Martinoli, colaboradora habitual de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas. Fue presentado en la “Feria del Libro” que se desarrollará del 29 de mayo al 7 de junio, organizada por la Municipalidad de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina.


GRUPO DEPENDENCIA