AIS - CONO SUR

AIS - CONO SUR
Argentina - Chile - Perú

RIES desde España: ries.secr@gmail.com


RIES desde América Latina: ries.america@gmail.com

AIS - Barcelona

AIS - Barcelona
www.ais-info.org

RED DE PREVENCIÓN SECTARIA

En cualquier Comunidad Autónoma de España,
te pondremos en contacto con profesionales
para que te ayuden a superar esta situación

Vídeos e Información sobre Grupos Sectarios

Sectas en Chile - Julio 2012

RIES en Radio Televisión Española (04.11.12)

Dn. Luis Santa María del Rio

Sectas: Captados por el líder


España: Reportaje emitido en el programa "Infiltrados" de Cuatro el 5/10/15. Con la participación de Psi. José Miguel Cuevas, el P. Luis Santamaría y Psi. Miguel Perlado

Comenzó en Uruguay juicio penal contra la líder ¿espiritual? Isha (24.09.12)


Está acusada de manipulación, inducción al suicidio, estafa y ejercicio ilegal de la medicina, entre otros delitos. La ex cantante de rock declaró por cinco horas

La líder espiritual australiana Isha comenzó a ser investigada por la justicia penal uruguaya acusada de estafa, ejercicio ilegal de la medicina, manipulación psicológica, inducción al suicidio y reducción a la servidumbre , entre otros delitos.

Isha tuvo que declarar por más de cinco horas el jueves último a raíz de la denuncia del abogado argentino Héctor Navarro, un ex integrante de la organización y actual miembro de la Red de Apoyo a las Víctimas de Sectas.

Navarro acusa a Isha de encabezar una peligrosa secta global que en Uruguay tiene asiento en el ex Hotel Lido, del balneario Costa Azul de Canelones. Por esa razón, el denunciante radicó el expediente el 9 de mayo en el juzgado de Atlántida a cargo de Rossana Pose. La fiscal del caso es Cristina Falcomer.

(Subrayado - Uruguay)

Relacionado

Isha, una secta destructiva - Red de Apoyo a Víctimas de Sectas (RAVICS audio)

¡¡¡Increíble!!!

30.05.17

España-Perú: joven captada en secta gnóstica familia denuncia - Mayo-2017

jueves, 7 de junio de 2012

Argentina: Testigos de Jehová y sangre: el problema de una ley propia por encima de la ley

“No resultaría constitucionalmente justificada una resolución judicial que autorizara a someter a una persona adulta a un tratamiento sanitario en contra de su voluntad, cuando la decisión del individuo hubiera sido dada con pleno discernimiento y no afectara directamente derechos de terceros”, se pronunció la Corte (Suprema). “Mientras una persona no ofenda el orden, a la moral pública, o a los derechos ajenos, sus comportamientos incluso públicos pertenecen a su privacidad y hay que respetarlos aunque a lo mejor resulten molestos para terceros o desentonen con pautas del obrar colectivo”, añadió la Corte (Suprema). 




Reducir a los hombres a un gran rebaño humano,
en donde la creencia esté X sobre la ciencia,
en donde ilegítimamente,
legalmente todo se realice.

Ya que las "hordas" pueden ser conducidas fácilmente
por medio de los símbolos y las historias asociadas;
quién conoce y/o crea cuentos simbólicos,
podrá llevar a pueblos enteros al "barranco de los lemmings"
como el cabo austriaco manipulado por las Logias...

Sectas$$, un arma de la geopolítica,
y por sobre éstas,
una pirámide de "pocos y bien situados",
que conocen la "ontología del animal humano"
que bien saben que están "dormidos"
y que el libre albedrío no tiene existencia alguna
JCB


 

Al hilo de las últimas noticias argentinas, reproducidas más arriba, en torno a los testigos de Jehová y su negativa a recibir transfusiones de sangre, la experta Mara Martinoli, responsable de la Asesoría para Grupodependientes de La Plata (Argentina) ha escrito el artículo que reproducimos a continuación.

TJs: “El decidir sobre tratamiento médico y cuestiones de salud prohibiendo esto y permitiendo aquello es pisar en terreno peligroso”…

Cuando un movimiento religioso, cualquiera fuere su denominación, subestima la defensa del más sublime de los derechos, el derecho a la vida, sólo puede identificarse como un movimiento creado por el hombre para acabar con él mismo, o una creencia destructiva que marca principio y fin, en conciencia de su consecuencia. Creencia que se impone sobre toda ética médica, generando incertidumbre y desasosiego en aquellos profesionales que, implicados en esos actos y conscientes de los inmediatos resultados, sólo pueden observar en espera, como espectadores de una forzada “inducción suicida” documentos de condición de pertenencia.

Disociar las consecuencias de la violación de derechos de “creyentes”, adeptos o prosélitos, implica impulsarnos hacia un mayor deterioro de la salud comunitaria, porque en estos debates nos incluimos todos en la espera de una justa resolución de la Justicia, que no debe someterse a ninguna creencia sino a su sentido social, para marcar la diferencia.

Si alguien quisiera arrojarse de un edificio la comunidad haría lo imposible para evitarlo, porque el suicidio moviliza. No nos interesaríamos por su creencia… correríamos para intentar evitarlo. Más allá de los aciertos o errores que todo sistema implica, en definitiva es el sistema quien nos ordena como comunidad ¿Debe adaptarse el sistema a las exigencias de quienes no lo respetan y entregan su libertad en la dependencia? El problema no es qué se cree sino qué se exige para imponer una creencia que implica obediencia y exclusiva a un sistema de “leyes propias” por encima de toda Ley.

Ser creyente y ciudadano no son realidades paralelas aunque en el “mientras tanto” el mal que supuestamente provocarían plaquetas y hematíes, se traduce en continuos mensajes de esa “justicia paralela”, en un marco de permisión, a pesar del conocimiento de su perjudicial acción. Si la creencia se viera forzada por el miedo a la separatividad no podrá nunca identificarse con la fe, porque la fe es intercambio, es diálogo, es categoría de lo humano.

A continuación, un texto de la Asoc. Testigos de Jehová Para la Reforma en el Asunto de la Sangre – Introducción:

Nosotros apoyamos y compartimos plenamente todos los esfuerzos que la ciencia médica hace para encontrar alternativas a las transfusiones de sangre. Sabemos que la Sociedad Watchtower está enfatizando la implementación de diferentes alternativas, y queremos desde ya dejar constancia que ese no es el problema. Ningún testigo o ex-testigo de Jehová cuestiona los méritos alcanzados por la ciencia médica en el desarrollo de posibles alternativas. Lo que nosotros solicitamos es que la Sociedad Watchtower, cese el fuerte control interno y que incluyan en sus estatutos el que sus miembros deben tener libre selección en este asunto para sí mismos y para sus hijos, sin que se ejerza ningún tipo de control o sanción por parte de la Sociedad Watchtower. En pocas palabras: ¡Que honre el acuerdo alcanzado ante La Comisión Europea de Derechos Humanos!

La Comisión Europea de Derechos Humanos: “No más control o sanción por aceptar una transfusión de sangre”. ...“El decidir sobre tratamiento médico y cuestiones de salud prohibiendo esto y permitiendo aquello es pisar en terreno peligroso. Por un lado se puede llegar a ser culpable de crear un temor irracional, y por otro lado el crear un falso sentido de seguridad. El derrotero sabio y humilde es el de dejar la responsabilidad de decidir sobre tales diferencias donde corresponde en primer lugar, es decir, en la conciencia del individuo”… Raymond Franz - La Sangre y la Vida, la Ley y el Amor.


La Justicia argentina no autoriza la transfusión a un testigo de Jehová grave.
FUENTE: Varios medios

 La prensa argentina ha continuado informando sobre el caso del joven testigo de Jehová bonaerense cuya vida ha corrido peligro, después de ser disparado, por negarse a una transfusión sanguínea por ser testigo de Jehová. Tras exponer el caso en el boletín Info-RIES anterior, ofrecemos ahora los detalles posteriores.

La Justicia no autoriza la transfusión
Le bajaron la sedación y lo despertaron de a poco. Al costado de su cama, una perito del Cuerpo Médico Forense, enviada a la Clínica Bazterrica (Buenos Aires, Argentina) por la Corte Suprema de Justicia, evaluó el estado de salud de Pablo Albarracini –el Testigo de Jehová que firmó un documento en el que rechaza recibir sangre– para que el Máximo Tribunal autorizara o no que le hagan la transfusión que indicaron los médicos. El pasado 1 de junio, a última hora, la Corte confirmó que no autoriza que se le realice una transfusión contra su voluntad. Era la última opción de Jorge, el papá de Pablo, para una transfusión. Lo cuenta Gisele Sousa Dias en Clarín.
“La perito se reunió con el jefe de Terapia Intensiva y con la directora del hospital, no sólo para ver el estado de salud actual de Pablo sino evaluar los pasos que siguen y la necesidad y la desventaja de seguir siendo tratado con opciones alternativas y no con transfusiones de sangre”, explicó Mariana Gallego, abogada del padre de Pablo. “En pocos días Pablo tendrá que ser operado para sacarle la bala del cráneo y otra vez necesitará sangre”. Pablo sobrevivió a un robo en el que le pegaron seis tiros.
Dos de esas balas todavía están alojadas en su cuerpo: una en la base del cráneo y la otra en una pierna, a la altura de la nalga. El mayor problema de su anemia severa apareció cuando debieron operarlo de urgencia de seis úlceras sangrantes. Por eso temen que el cuadro se repita posteriormente, durante la cirugía. Al cierre de esta edición (del diario del 2 de junio), la Corte vio el dictamen del Procurador y de la perito y confirmó el fallo de la Sala de la Cámara avalando el documento firmado por Pablo. Antes de conocer la decisión de la Corte, su papá dijo: “Lleva 28 días así. Ahora está un poco mejor. El problema es el sufrimiento.
Yo lo veo llorar, está atado de pies y manos para evitar que se ponga ansioso cuando le sacan la sedación y necesita la transfusión para recuperarse. La Justicia tendría que darle la posibilidad de que no sufra más”. El peritaje deberá explicarle a la Corte y también a la Procuración General de la Nación "el estado actual del paciente y si se le está practicando un tratamiento alternativo", y en este caso "se informe cuál es el riesgo para la vida o la salud del joven", según leemos en La Capital.
Ante la gravedad del caso, la Sala A de la Cámara Civil requirió a la mujer que fundamente en el término de 24 horas y con carácter de "urgente" por qué sigue considerando que no corresponde transfundirlo. El trámite judicial para que fije su postura se interpuso ante el intento del padre del joven para que la Corte Suprema fuerce esa práctica médica. La abogada del padre del joven, Mariana Gallego, tras conocer que el caso llegó a la Corte Suprema, expresó que la familia esperaba que el máximo tribunal se expida inmediatamente al respecto.
"Intentamos ser respetuosos de las creencias de Pablo y la esposa, pero estamos en un estado de desesperación", dijo su hermana Natalia. Ella agregó: "Está con ganas de vivir y lo están dejando morir y me hago cargo de lo que digo".

Detalles del peritaje
Un perito del Cuerpo Médico Forense verificó el pasado 1 de junio el estado de salud del testigo de Jehová cuya esposa se niega a permitir una transfusión de sangre, tras la orden dada por la Corte Suprema, que además exigió se evalúe si existe un tratamiento alternativo para salvarle la vida. El máximo tribunal pidió también a la Procuración General de la Nación que analice si corresponde el pedido del padre del joven para que la Corte disponga o no la transfusión.
El padre de Pablo Albarracini volvió a reclamar frente a la Clínica Bazterrica donde se encuentra internado su hijo, cuyo estado se agrava día a día, que le "alivien" el cuadro clínico permitiendo la transfusión de sangre. "Esta situación no puede prolongarse más, está sufriendo mucho, está con un respirado y tiene un avasallamiento general del cuerpo", dijo el hombre, en declaraciones recogidas por La Voz del Interior.
El peritaje médico permitirá saber a la Corte "el estado actual del paciente y si se le está practicando un tratamiento alternativo", y en este caso "se informe cuál es el riesgo para la vida o la salud del joven". Fuentes judiciales dijeron que los forenses podían elevar ese mismo día el resultado de la pericia, mientras que el procurador general Luis González Warcalde haría lo propio si cuenta con ese informe médico del paciente.

Creencias y ley
Fuentes judiciales dijeron que la esposa del joven ratificó su decisión en el "derecho a la libertad religiosa y de conciencia". ¿Por qué no aceptan sangre los testigos? Pablo Albarracín expresó su voluntad de no recibir una transfusión de sangre debido a que respeta el mandato de la Biblia que insta a no incorporar sangre al cuerpo según se señala en el libro de Hechos 15:28,29 ("...sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos, y de sangre...") o en Génesis 9:4 ("....solo carne con su alma —su sangre— no deben comer...").
"Los testigos de Jehová ven la vida como una dádiva de Dios representada por la sangre. Creen en el mandato bíblico de que los cristianos deben abstenerse de sangre", se explica en el sitio de Internet de los testigos. Los testigos de Jehová no aceptan las transfusiones de sangre, pero sí otro tipo de transfusiones o tratamientos sustitutivos que brinda la ciencia médica moderna (solución salina, lactato de Ringer o dextrán) para expandir el volumen del plasma.
Por otro lado, los miembros de esta secta se amparan en la ley nacional 26.529, de derecho del paciente, que señala que todos los pacientes deben ser atendidos y que además pueden optar qué tratamiento quieren recibir.
En ese sentido, la normativa indica que "el paciente, prioritariamente los niños, niñas y adolescentes, tiene derecho a ser asistido por los profesionales de la salud, sin menoscabo y distinción alguna, producto de sus ideas, creencias religiosas, políticas, condición socioeconómica, raza, sexo, orientación sexual o cualquier otra condición". La ley remarca que "el paciente tiene derecho a aceptar o rechazar determinadas terapias o procedimientos médicos o biológicos, con o sin expresión de causa, como así también a revocar posteriormente su manifestación de la voluntad".

Críticas del padre
Jorge Albarracini, padre de Pablo, criticó el pasado 2 de junio el fallo de la Corte Suprema que avaló la decisión de su hijo, cuya salud de deteriora “rápidamente”, según informa El Tribuno. “A la Justicia le falta frescura y con su resolución la Corte se maneja como los testigos de Jehová. Tienen un párrafo y lo siguen a morir. No innovan, no nos van a tratar individualmente, nos van a tratar de acuerdo a lo que está prescrito”, aseguró.
De esta manera, el padre del joven Albarracini, internado desde el 4 de mayo pasado después de que le dispararan seis balazos en un intento de robo, se refirió al fallo que a última hora del 1 de junio dio a conocer la Corte Suprema. Con las firmas de los jueces Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Carlos Fayt, la Corte respondió a una medida precautaria presentada por Jorge Albarracini en favor de su hijo que lleva 29 días internado sin poder ser operado para la extracción de las balas.
La Corte resolvió que “al no existir constancias que indiquen que la negativa de recibir un tratamiento médico contrario a sus creencias religiosas” encuadra en circunstancias excepcionales analizadas en el expediente, “no existió en el caso algún interés público relevante que justificara la restricción en la libertad personal del nombrado”.
En base a informes de la Procuración y del Cuerpo Médico Forense, la Corte declaró “formalmente admisible el recurso interpuesto (por la esposa del paciente) y se confirma el pronunciamiento apelado”. El papá de Albarracini se quedó así sin instancias judiciales para lograr su cometido y salvar a su hijo, quien estableció en un documento que se oponía a recibir transfusiones de sangre debido a su fe religiosa.
La abogada Mariana Gallego, que representa a Jorge Albarracini, padre del joven y quien presentó el amparo para que su hijo pueda ser transfundido, explicó que “la Corte otorgó prioridad al principio de reserva de la Constitución Nacional por el cual la Justicia no tiene jurisdicción sobre los actos privados de las personas”. Lo cuenta La Voz del Interior.
Asimismo, el abogado Ricardo Monastero, que también representa al padre del joven, indicó que el fallo de la Corte “básicamente, establece que no hay constancia de que Pablo haya variado su voluntad, y que no hubo cambio de parecer”. “Dice que hay que respetar el derecho del paciente y en función de eso dictó un fallo convalidando una voluntad antecedente”, agregó el letrado.
Por fin despertó del coma
Pablo Albarracini, el testigo de Jehová que firmó un documento en el que rechaza recibir transfusiones, despertó el pasado 5 de junio en la Clínica Bazterrica. Su papá Jorge y su esposa Romina –él a favor de que reciba sangre, y ella en contra– estaban a su lado cuando recuperó la conciencia y balbuceó algunas palabras. También lo acompañaba Natalia, su hermana y madre de Sol, la beba que Pablo sostiene en las fotos, según leemos en Clarín.
Aunque él es el único que puede revocar las directivas anticipadas que firmó –la Justicia no autorizó la transfusión compulsiva– el día que despertó no se le preguntaron. La razón es que Pablo todavía no sabe lo que le pasó: ni que le pegaron seis tiros, ni que tiene una bala en el cráneo y otra en la pierna ni la polémica que originó su caso en la opinión pública.
Sin embargo, el 5 de junio se supo que sus compañeros de trabajo (es administrativo en una empresa de transportes) supieron del caso de la mujer que murió en Entre Ríos y decidieron organizar una manifestación. Se quejan no sólo de una secta que –consideran– no protege la vida, sino de la decisión de la Corte Suprema de hacer caso a la voluntad de Pablo. De concretarse, será esta semana.
Pablo "está mucho mejor", confirmó la abogada Mariana Gallego ese mismo día. "Pablo está despierto, habla y se comunica", confirmó la abogada a Télam, y aseguró "que aún no le preguntaron si quiere recibir la transfusión, ya que los médicos consideran que todavía no es el momento indicado". Gallego también dijo que su papá "está muy feliz por la mejoría que este martes muestra Pablo, quien no recuerda nada del robo".
En DocSalud leemos que Jorge Albarracini explicó que su hijo fue "sentado en un sillón al costado de la cama, está lúcido, con buena evolución, aunque no tiene el habla recuperada y sólo puede abrir un ojo". "Va despacio porque no está ubicado en tiempo y espacio y no recuerda lo que le sucedió", explicó Albarracini a la prensa, al señalar que Pablo "cree que tiene un traumatismo cerebral".
Pablo, que está internado en la Clínica Bazterrica desde el 5 de mayo último cuando fue baleado durante un robo, "tiene una traqueotomía, se alimenta por sonda nasal y necesita de una transfusión para una cirugía, para acelerar su recuperación", reiteró el padre. El hombre dijo en declaraciones televisivas que su hijo, que tiene seis balas en el cuerpo, "estuvo dos veces al borde de la muerte y los médicos le salvaron la vida".
Al ser consultado sobre la posibilidad de preguntarle a su hijo si aceptaría una transfusión de sangre, dijo que se rige "por el criterio médico" y en ese sentido señaló que los profesionales le dijeron que preguntarle eso sería "atentar contra su salud mental". Albarracini consideró que "la única que puede revertir esto es la mujer de Pablo porque son los testigos de Jehová, a través de la figura de ella, los que están detrás de todo y se olvidan de la vida diaria con la mirada en la vida eterna".

Relacionados


 Muere una testigo de Jehová en Argentina tras rechazar una transfusión.
FUENTE: Varios medios

 Una mujer identificada como Iris Fracalossi, miembro de los testigos de Jehová, estuvo internada en el Sanatorio Garat de Concordia (provincia de Entre Ríos, Argentina), donde se negó a ser transfundida después de padecer durante 15 días un grave cuadro de neumonía. La muchacha fue atendida primeramente en esa comunidad por el médico Santos Rodríguez Chen, quien le sugirió internarse. Pero ella hizo caso omiso de la recomendación profesional y su situación empeoró, por lo que se decidió trasladarla a Concordia, donde se habría resistido a recibir sangre, según informa el medio argentino Análisis Digital.
La fallecida tenía 35 años, era soltera y se estima que trabajaba como niñera o empleada doméstica. Su muerte causó una profunda conmoción entre los habitantes del pueblo, ya que Iris era muy conocida y apreciada. Un caso similar al joven Pablo Albarracini, el testigo de Jehová que fue baleado y que no acepta recibir sangre por cuestiones religiosas (ver la primera noticia y la continuación publicadas en este blog, se produjo en Villa del Rosario hace algunos días, solo que esta vez tuvo un triste final, con el deceso de una mujer de 35 años a causa de una neumonía.
Iris Fracalossi falleció al pasado 26 de mayo tras la neumonía que tuvo, y por la que se negó a ser ingresada. Al final, por la gravedad, estuvo internada en el Sanatorio Garat de Concordia y debido a su creencia –era testigo de Jehová- se resistía tanto ella como algunos de sus familiares a recibir una transfusión de sangre (medio litro) para salvar su vida.
Vecinos de la localidad de Villa del Rosario reconocieron que la muerte de la joven “causó una profunda conmoción entre los habitantes del pueblo”. El diario argentino La Nación recoge estas declaraciones. “Ella era muy trabajadora y una buena muchacha pero, lamentablemente por sus creencias religiosas se negó a que le hicieran una transfusión de sangre y murió”, dijo a Télam Ana, una vecina de la muchacha.
El deceso se había mantenido en el más estricto silencio por parte de sus familiares, pero los constantes reclamos para que Iris concurriera a sus lugares de trabajo, hicieron que finalmente la noticia se difundiera en el pequeño pueblo. “Hace pocas horas que nos enteramos de la muerte de Iris y el revuelo que la noticia ha provocado en el pueblo es grandísimo”, agregó Ana.

Declaraciones médicas
Alberto Rotman, director del Hospital Garat de Concordia, dijo que la joven contrajo neumonía bilateral y, por consejo de un médico de esa localidad, fue trasladada hasta un centro asistencial de Chajarí, “donde fue tratada en forma ambulatoria porque no quería internarse”. En Télam leemos que debido a la complejidad de la enfermedad, la mujer fue trasladada hasta el Sanatorio Garat de Concordia, donde quedó internada por disposición de un especialista en neumonología y murió el 26 de mayo.
“Cuando llegó, la mujer traía un acta firmada ante escribano público en la que se negaba terminantemente a una transfusión de sangre por principios religiosos”, explicó el profesional. Rotman relató que la joven “empeoró en 24 horas y tuvo que ser trasladada a terapia intensiva donde, además de comprobarse que estaba anémica, los glóbulos rojos no transportaban la cantidad de óxigeno necesario”.
“Se decidió ponerle oxígeno puro a presión y se le hizo el tratamiento que necesitaba, sin embargo cuando se le dijo que era impostergable realizarle una transfusión de sangre, la paciente se negó varias veces, estando aún lúcida. En menos de 48 horas y estando en terapia, la paciente falleció ante nuestra desesperación porque el acta firmada ante un escribano público nos impidió transfundir a la joven”, reconoció el médico, al considerar que “el ser humano es inexplicable”.

Comparación con el otro caso argentino
La muerte de Fracasoli, quizá por su lejanía de Buenos Aires, no concitó la atención mediática como sí lo es el caso de Pablo Albarracini, también testigo de Jehová, quien no puede recibir una transfusión de sangre según un documento firmado por él. El 5 de mayo pasado, Albarracini recibió seis disparos durante un asalto. Su padre, Jorge, llevó un reclamo judicial que llegó a la Corte Suprema, pero su pronunciamiento fue a favor del joven adepto, tal como relata el diario El Comercio.
“No resultaría constitucionalmente justificada una resolución judicial que autorizara a someter a una persona adulta a un tratamiento sanitario en contra de su voluntad, cuando la decisión del individuo hubiera sido dada con pleno discernimiento y no afectara directamente derechos de terceros”, se pronunció la Corte. “Mientras una persona no ofenda el orden, a la moral pública, o a los derechos ajenos, sus comportamientos incluso públicos pertenecen a su privacidad y hay que respetarlos aunque a lo mejor resulten molestos para terceros o desentonen con pautas del obrar colectivo”, añadió la Corte. En Argentina, la Ley 26 529 sostiene que el paciente tiene derecho a aceptar o rechazar terapias “con o sin expresión de causa”. Albarracini permanece en la clínica.



Aclaración: comentario anexo a foto NWO y foto al pie no son parte del Boletín de RIES Nero. 242

No hay comentarios:

Argentina: presentación experta Mara Martinoli en Feria del Libro de La Plata, Argentina 2015

Es un agrado para nosotros anunciar el nuevo trabajo de la miembro de AIS - Cono Sur, la experta argentina de APG La Plata, Mara Martinoli, colaboradora habitual de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas. Fue presentado en la “Feria del Libro” que se desarrollará del 29 de mayo al 7 de junio, organizada por la Municipalidad de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina.


GRUPO DEPENDENCIA